Lion / Un Camino a Casa - Reseña

febrero 05, 2018
Holaa 🍌🍌🍌

Hoy les traigo la reseña de la película "Lion", o, en español, "Un Camino a Casa".

La película está basada en el libro autobiográfico de Saroo Brierley, publicado en el 2014 y adaptado en el 2016.  Ha sido nominado a los premios Oscar en categorías como "Mejor Película del año",y a los Globos de Oro en categorías como"Mejor Película Dramática".

Está disponible en Netflix y pueden ver su trailer aquí.




Sinopsis: 

Saroo Brierley es un niño que con tan solo cinco años, mientras vivía con su hermano mayor Guddu, su madre y una hermana menor en Khandwa (Madhya Pradesh), se extravia en un tren y al llegar a Calcuta, se ve imposibilitado de comunicarse al no hablar el bengali a miles de kilómetros de su hogar. Tras un largo viaje acaba siendo adoptado por una pareja australiana, quienes lo llevan a vivir a Hobart (Australia). Veinticinco años después, con la única ayuda de la aplicación Google Earth, Saroo intentará encontrar a su familia biológica.

Crítica:

Lion (Un Camino a Casa) es una película muy emotiva basada en una historia real, que impregna la historia con una carga dramática importante.  
Es una historia de vida que demuestra lo fundamental que resulta el amor, amistad, el pasado y la esperanza.

Podemos dividir la película en dos partes: la primera, es aquella que transcurre en la India, durante la infancia de nuestro personaje, Saroo, un niño de cinco años que se pierde en la estación de trenes mientras espera a su hermano mayor.  
Durante esta fase de la película es importante destacar el contraste que se maneja entre el día y la noche, los lugares lúgubres, mal iluminados, la muchedumbre en constante movimiento que parece no descansar. 
En su infancia, Saroo vive situaciones muy duras estando completamente solo, lo que lleva al espectador a estar un buen tramo de la película con el corazón en la boca, sin saber qué peligros encontrará Saroo en Calcuta, sin  hablar bengalí.
A mi criterio, el sentimiento de quien mira la película y se adentra en este mundo caótico, es puramente de alerta, siempre a la expectativa de que nada de lo que rodea a nuestro pequeño personaje lo toque.
Además, creo importante evidenciar que en este tramo los personajes hablan Hindi y Bengalí, lo que le da aún más realismo a la película y transmite aún más emoción.

La segunda parte, que transcurre en Australia, se opone a la primera en cuanto nos llena de imágenes brillosas, luz y vida, permitiéndonos respirar con tranquilidad, hablada puramente en inglés.
Saroo (Dev Patel) llega a Australia en 1987 y es adoptado por una pareja (Nicole Kidman y David Wenham), que integran al pequeño niño a su familia y actúan con mucho amor y cariño. 
Aquí pasa el tiempo y nos encontramos con un Saroo adulto, que de a poco va cayendo en una obsesiva búsqueda de su identidad.

¿ Qué sucedió con su hermano? ¿ Dónde ha estado su madre todo este tiempo?

Si bien la intensidad de la película disminuye, uno se ve realmente envuelto y empeñado en llegar al final de la película y encontrar la solución a todas estas preguntas. 

La conclusión es fuerte. Impactante. Satisfactoria. 

Vayan a mirarla, los espero en los comentarios. 
Puntuación: 4.5/5

💜



1 comentario:

  1. Hola, buena reseña! después de ver la peli encontré el libro, voy a leerlo más adelante.
    Saludos

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.